• El Museo Municipal

    El Museo Municipal de Valldemossa se compone de cuatro secciones: los fondos procedentes de la antigua imprenta Guasp con su prensa del siglo XVII, y una colección de 1590 matrices xilográficas de los siglos XVI al XIX; la sala dedicada al Archiduque Luis Salvador de Austria; la pinacoteca de la Serra de Tramuntana con obras de pintores que se inspiraron en esta parte de la isla; y la colección de Arte Contemporáneo dedicada a la figura de Juli Ramis y a los pintores europeos del siglo XX.

  • Farmacia monástica

    Esta farmacia es una de las más antiguas de Mallorca y de las mejor conservadas de Europa. Fue fundada por los cartujos entre 1723 y 1725, y estuvo activa hasta el 1895. No solo sirvió de farmacia de la comunidad religiosa, sino que a partir de 1835, y como consecuencia de la desamortización del monasterio, también amplió sus servicios a la gente del pueblo. Imagínate aquí por un momento a George Sand comprando medicamentos para Chopin, que sufría tuberculosis, o para su hijo Maurice, de quince años, quien también estaba enfermo. La botica presenta una disposición típica de los utensilios…

  • La hospedería de nobles

    Los monjes acogieron personajes influyentes que sin duda favorecieron su economía. Algunos nobles tenían sepultura en la Cartuja y esta era frecuentada por obispos o virreyes. Para ellos ya existía una hospedería en el siglo XVII, donde se servían comidas exquisitas. En 1778 se renovó y se ubicó en este lugar, decorándose con pinturas en los techos, ricos muebles y telas de indiana. Contaba con una sala comedor, cuatro dormitorios y una capilla. Se enseñan algunos de aquellos espacios, recreados mediante mobiliario mallorquín y pinturas de la época.

  • La iglesia

    La iglesia presenta una planta de cruz latina, bóveda de cañón y cúpula sobre el crucero. De estilo neoclásico, siguiendo los cánones artísticos de la época de su construcción, en ella dominan los tonos blancos y dorados. Para su decoración se contó con la participación de varios artistas. Al escultor catalán Adrià Ferran se debe el grupo del Descendimiento de la Cruz del retablo mayor, que muestra el cuerpo inerte de Jesús en brazos de su madre, acompañada por unos ángeles. De este mismo autor es la imagen de Santa Catalina Thomás, nativa de Valldemossa, por la que los cartujos…

  • Palacio del Rey Sancho

    Jaime II, primer monarca del reino privativo de Mallorca, hizo construir este edificio en el año 1309 como residencia para que su hijo Sancho encontrara alivio a su mal de asma. Se cree que lo hizo construir sobre un viejo alcázar de un valí moro: Mussa, del que provendría el nombre de Valldemossa. En el año 1399, el rey Martín I de Aragón, llamado “el Humano”, cedió todas las posesiones reales de Valldemossa a los frailes cartujos. Estos fundaron la Cartuja y transformaron la plaza de armas en claustro y cementerio, los cinco salones que había en celdas, la prisión…

  • Rubén Darío

    Las antiguas celdas de los monjes cartujos se convirtieron en estancias confortables a finales del siglo XIX. El propietario Juan Sureda y su esposa, la pintora Pilar Montaner, alojaron a escritores y artistas como Unamuno, Azorín, Russinyol, Mir o Eugeni d’Ors. Pero el más recordado fue el poeta Rubén Darío, que visitó la mansión en 1907 y se hospedó en ella durante el invierno de 1913. El lugar le liberó de las obligaciones de la fama y aligeró la depresión que arrastraba, años antes de morir. Aquí escribió poesía y la novela El oro de Mallorca.

  • Salón de conciertos

    Desde hace varias décadas la Cartuja obsequia a sus clientes con un concierto de piano durante la visita al monasterio. Este recital tiene una duración aproximada de 15 minutos y se interpretan diversas composiciones del aclamado músico Frédéric Chopin. El pianista, Carlos Bonnín, deleita a los visitantes con su maestría ante este instrumento. El destacado músico y compositor ofrece varios conciertos al día en el interior del Palacio del Rey Sancho. Entre los ilustres visitantes que han disfrutado de este recital se encuentra la Reina de España, Doña Sofía, tres Primeros Ministros de China y los Ministros de Medio Ambiente…

  • Torre Homenatge

    En 1553 Valldemossa sufrió un ataque de piratas berberiscos. Los cartujos edificaron esta torre junto a la entrada del Monasterio para protegerse. Acabada en 1563 sigue los modelos de la época en su configuración exterior con matacanes, en su ventana renacentista y en la escalera de caracol. Los esgrafiados de sus muros, trazados en el s XVIII, cuentan la historia del cenobio e incluyen la figura de un soldado con la inscripción CARTUXA. Entre otras funciones además de la de defensa, destaca el haber servido de prisión al ilustrado Gaspar M. de Jovellanos quien decidió unirse a la rutina de…